Marranzini sostiene el pacto fiscal es una necesidad debido a deudas provocada por la pandemia

Spread the love
Compatir en tus Redes

El presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Celso Juan Marranzini, afirmó este jueves que la firma del pacto fiscal es una necesidad para el país debido a las deudas adquiridas por el Gobierno a raíz de la pandemia del covid-19.

Presidente AIRD destaca necesidad de avanzar en baja de las pérdidas en la  distribución eléctrica

“El pacto fiscal es un mandato de la ley y ahora una necesidad más imperante por el endeudamiento que hemos tenido que incurrir por la pandemia”, sostuvo el empresario tras hablar con la prensa luego de participar en un acto con motivo del Día de la Industria Nacional y del 59 aniversario de la fundación de la Asociación de Industrias de la República Dominicana y la entrega de los premios George Arzeno Brugal al periodismo industrial.

Recordó que el pacto fiscal es un mandato de la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo que tiene muchos años retrasado “porque mandaba un pacto educativo, que se firmó, y un pacto eléctrico que acaba de firmarse”, por lo que ahora procede su firma.

Lo mejor de la industria está por llegar

 Al leer la Proclama con motivo del Día de la Industria, Marranzini sostuvo que lo mejor de la industria está por llegar y añadió que al sector le apasiona la posibilidad de que el país se convierta en potencia industrial de la región “entrando en una época de esplendor para la industria: más fuerte, más sostenible, más nuestra que nunca, fuente de más y mejores empleos y de bienestar social”.

En eta ocasión los periodistas ganadores de dicho premio fueron Lilian Tejeda, del Listín Diario; Felivia Mejía, de la Revista Forbes, y el premio a la Trayectoria Periodística otorgado a Alex Jiménez, director del periódico Primicias.

La Proclama expresa la visión de la AIRD sobre la recuperación económica y sobre los retos pendientes para convertir a República Dominicana en potencia industrial de la Región.

Marranzini valoró positivamente el diálogo permanente sostenido con el Gobierno y el Congreso Nacional. Afirmó que la dominicana es una industria “resiliente y con músculos”, asegurando que el sector ha sido una pieza clave en el proceso de recuperación económica en marcha y para sortear la pandemia, amortiguando el impacto negativo para la población dominicana.

Explicó que esa base industrial fuerte es la que está ahora propiciando el crecimiento y la reactivación económica. Al detallar este aspecto indicó que las exportaciones crecieron un 9.7% en el primer trimestre 2021 “un crecimiento importante, inclusive al compararlo con el primer trimestre del 2020”. Las exportaciones hacia Centroamérica crecieron un 15%, a CARICOM un 16%, a Puerto Rico un 9% y a Haití un 7.3%.

Resaltó que en el mes de marzo el crédito al sector creció un 35% en moneda nacional con tasas de interés por debajo del 8%. Hizo un reconocimiento a la iniciativa del Banco Central de focalizar fondos específicos a tasas fijas para las empresas manufactureras registradas en PROINDUSTRIA

El decálogo de la reindustrialización

Marranzini presentó en forma de Decálogo lo que son consideramos los retos para la reindustrialización de la República Dominicana.

Proclamó la decisión de impulsar la innovación y la transformación digital de la industria, abogando por la implementación de una estrategia de innovación bajo esfuerzo público-privado, y la articulación empresas-universidad en función de la innovación y el impulso de la innovación al interior de las empresas.

Explicó que es necesario continuar impulsando los encadenamientos productivos. Advirtió, sin embargo, que “no se trata de declarar buenas intenciones, se trata de que de una vez por todas los trámites para vender a estos sectores sean simples, ágiles y expeditos. Llevamos años clamando por la eliminación de los obstáculos y hasta que no lo hagamos estaremos promoviendo importaciones de bienes que puede suplir la industria nacional a esos sectores”.

“Proclamamos la urgente necesidad de facilitar y simplificar toda la permisología existente, que actualmente obstaculiza inversiones. Siendo un ejemplo vivo la frustrante incapacidad de agilizar los registros sanitarios, por la que hemos trabajado tanto”, indicó Marranzini.

Otros temas tocados por Marranzini en la Proclama del Día de la Industria fue el de la marca país como parte de ese proceso de reindustrialización que hará posible que cada dominicano se sienta orgulloso de lo HechoenRD, la necesidad de que las compras gubernamentales prioricen la industria nacional dando así cumplimiento al Decreto 86-20.

Resaltó la necesidad de defensa del sector contra prácticas desleales de productos importados, combatir el ilícito, la informalidad, la evasión. “Estas prácticas no solo generan competencia desleal para nuestras industrias formales, sino que además erosionan los ingresos fiscales y no permiten que nuestra presión tributaria alcance su nivel real. Así evitaremos seguir cargando a los sectores que más contribuyen”, aseguró.

Dijo que el país tiene un desafío ineludible y es la discusión del Pacto Fiscal y dijo que es un compromiso que deberán asumir todos los sectores de la sociedad “para alcanzar consensos en torno a una nueva estructura fiscal que propicie una estabilidad macroeconómica a largo plazo, mejor calidad del gasto público, mejores y mayores servicios a la población, simplificar y equilibrar el sistema tributario y elevar la competitividad de los sectores productivos”, lo cual deberá hacerse sin descuidar la implementación del Pacto Eléctrico, para evitar que ese sector continúe las finanzas públicas.

 

Facebook Comments
Compatir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.