¿Por qué ese comportamiento impúdico y desordenados de algunos dominicanos?

Compatir en tus Redes

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

Un por ciento considerable de los dominicanos jóvenes de estos tiempos, no han estudiado la historiografía política y gubernativa del sátrapa, tirano y dictador, Generalísimo Rafael Leónidas Trujillo Molina, que gobernó con manos férrea el país por 30 largos y oprobiosos años.

Parece que los programas de educación del Estado Dominicano, no han contemplado en sus curriculum materia de historia, ensenarles a los estudiantes, ¿el por qué el Estado y cuales leyes prohibieron a los trujillos vivir en el país y hacer actividades políticas de ellos, con fines de gobernar la pequeña nación?

Todos los nuevos jóvenes, estudiosos de los acontecimientos históricos en el país, sabemos que la insipiente democracia en Quisqueya, ha sido salpicada y malograda por juristas, militares, políticos conservadores y obedientes a las doctrinas dictatoriales trujillistas.

El 98.5 por ciento de los dominicanos residentes en país y en la diáspora del exterior, sabemos palmariamente, que los métodos de entrenamiento e inteligencia implementados por Trujillo, continúan vigente en los campos de entrenamiento de los cuerpos castrenses y la Policía Nacional.

Ningún presidente que haya gobernado el país y ningún Jefe Militar y policial en los supuestos 57 años de democracia representativa en la nación ha modificado y modernizados los métodos de entrenamiento y preparación militar y de los miembros de la Policía Nacional que se encargaran de proteger al gobierno de turno, proteger las instituciones del Estados y salvaguardar la seguridad de la nación.

El gobierno morado dirigido por la *dictadura ideológica de izquierda socialista del (PLD) supuestamente moderada que se ha echado el pobre país en los bolsillos, se ha burlado de los pobres y de toda nación*, mala suerte para nosotros, los hijos de la vieja Machepa.

En ese orden, estamos repitiendo y aplicando a la gente del pueblo, las mismas tácticas investigativas, el mismo cuestionario de investigación, el mismo timbre de voz, las mismas amenazas y el mismo palo para sacarle la confesión al supuesto delincuente investigado.

Todos los jefes y oficiales superiores de la Policía Nacional en República Dominicana, desde hace 35 años hasta estos días, han conformado una SUPER BANDA POLICIACA DE DELINCUENTES, JOLOPEROS Y LADRONES QUE OBEDECEN A LAS DIRECTRICES DE LOS COMANDATES Y JEFES DE LA INSTITUCION DEL ORDEN.

Por esa organización fuerte y armada con sede y operaciones en el Palacio Nacional de la Policía, se ha tornado sumamente difícil controlar la inseguridad ciudadana a nivel nacional, evitar la distribución de sustancias controladas, apresar y someter a la justicia ordinaria a los involucrados en este jugoso negocio ilegal.

Ciertamente sabemos que en los pueblos y barriadas de las 32 provincias en el país, donde la Policía Nacional, no cobra la renta de *La esquina* nadie puede vender y distribuir drogas.

Con esta dolosa e impúdica práctica ya bien conocida en el país, la Policía Nacional y otros organismos oficiales encargados de controlar, el gran tráfico, venta y consumo de drogas, demuestran que realmente están vinculados directamente a ese flagelo dañino a las jóvenes generaciones.

Hace ya 25 años, que los guardias, policías de altos rangos, algunos empresarios habilidosos, altos dirigentes políticos, Jefes judiciales y funcionarios gubernamentales, cuando se trata de dinero en dólares se hacen de la vista gorda y obtemperan a las peticiones que propone el dueño del maletín.

La deformación educativa de las nuevas generaciones, las ambiciones de tener riquezas guardas en bancos y convivir bien con pocos esfuerzos, han llevados a nuestras gente a asociarse con personas de dudosa reputación y hacer lo que estos digan y ordene con tal, de conseguir bienes monetarios y recursos económicos para vivir bien.

Con este desordenado, arriesgado e indisciplinado comportamiento de los criollos en el país y el exterior, estamos dando al mundo y ofreciendo informaciones muy feas de nuestra fromacion educación y destalles cuestionables y malísimos al mundo.

Estas maneras y formas de identificarnos ante la nación y el mundo exterior, expresa de manera clara, la debilidad mental que tenemos y esta debilidad mental, determina casi siempre, las maneras equivocadas y erradas con las tratamos a los demás seres humanos que nos rodean.

Los dominicanos como seres humanos pensantes, no podemos seguir viviendo con estos comportamientos desordenados, impúdicos muy cuestionables y antisociales ante nuestros semejantes.

Comportémonos ahora y siempre como seres humanos civilizados y útiles a República Dominicana y en cualquier país donde estemos como inmigrantes y ciudadanos. Que así sea, amigos y hermanos….

Facebook Comments
Compatir en tus Redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.