Minsterio de Salud Pública no recomienda vacunas contra la COVID-19 a embarazadas

Spread the love
Compatir en tus Redes

La creación, aprobación y posterior aplicación de las diferentes vacunas contra el COVID-19 ha traído consigo muchas interrogantes sobre su alcance y repercusiones, siendo la aplicación del fármaco a embarazadas una de las principales incógnitas a nivel mundial.

Dosis de las vacunas contra el COVID-19, Siria, Assange... Las noticias del  martes | Noticias ONU

Hasta el momento existen pocos datos para evaluar la seguridad de las vacunas contra el coronavirus durante el embarazo, pero tampoco hay evidencia de que sean dañinas ni razones específicas para afirmar que habrá riesgos que superarían los beneficios de la inoculación a mujeres en estado de gestación.

En República Dominicana, donde desde el pasado 16 de febrero se inició el Plan Nacional de Vacunación, las autoridades sanitarias no recomiendan vacunar a embarazadas, independientemente de la farmacéutica, posición que también aplica para las mujeres en período de lactancia.

Así lo informó a Diario Libre el asesor especial del Ministerio de Salud Pública para la respuesta del COVID-19, Eddy Pérez Then, quien afirma que están a la espera de estudios que garanticen la eficacia de la vacuna durante el embarazo.

“Estamos pensando ya en un futuro cuando vengan esos estudios, que me imagino que van a venir en uno o dos meses, ver cómo incluimos a las embarazadas en el plan de vacunación, pero ahora mismo ni las embarazadas ni los menores de 18 años”, explicó.

En el país, la vacunación comenzó por el personal de salud de primera línea, que es aquel que atiende a pacientes con COVID-19, y luego se incluyó a los adultos de más de 70 años, así como a los profesores, independientemente de la edad que tengan. Este último sector fue incluido en el plan debido al regreso a clases presenciales aprobado por el Consejo Nacional de Educación.

Si dentro del personal docente o de primera línea hay mujeres en estado de gestación que quieran recibir la vacuna, quedará a consideración de ellas, dijo el funcionario.

“Será algo individual y necesitaríamos una aprobación de su médico de cabecera, pero nosotros preferimos no vacunar a esa población”, dijo Pérez Then al referirse a las mujeres que, por su trabajo, tienen una mayor exposición al SARS-CoV-2 o comorbilidades que aumentan su riesgo de hacer una gravedad.

De su lado, el Colegio Médico Dominicano (CMD) no ha emitido su posición al respecto, pero evalúa la situación. “Nosotros estamos analizando todavía. Daremos respuesta más adelante, porque hay diferentes opiniones al respecto”, informó este jueves Waldo Ariel Suero, presidente del CMD.

Lo que dice la OMS

Hasta que no estén disponibles los resultados de los ensayos clínicos y los estudios adicionales sobre la efectividad de la vacuna en las embarazadas y los posibles efectos adversos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se abstiene de aprobar la inoculación a esa parte de la población.

El organismo internacional se ha referido en específico a las vacunas de Moderna y de BioNTech & Pfizer, las cuales no recomienda durante la gestación, a menos que el beneficio de vacunar a una embarazada supere los riesgos potenciales de la vacuna. Además, exhorta asesorar a las mujeres sobre la falta de datos de seguridad y eficacia de la vacuna durante el embarazo.

Los estudios de toxicología para el desarrollo y la reproducción en animales no han mostrado efectos nocivos durante el embarazo. La OMS informó que están previstos estudios en mujeres embarazadas en los próximos meses y que a medida que se disponga de datos, las recomendaciones sobre la vacunación se actualizarán.

Según la OMS, las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de sufrir COVID-19 grave, en comparación con las mujeres en edad fértil que no lo están, y que el virus se ha asociado con un mayor riesgo de parto prematuro.

Las mujeres en período de lactancia

Sobre los efectos de las vacunas contra el COVID-19 en mujeres que estén amamantando tampoco se tienen datos suficientes. En tal sentido, la OMS espera que la eficacia de la vacuna sea similar en mujeres lactantes que en otros adultos.

Tampoco hay datos sobre la seguridad de las vacunas o efectos en niños amamantados.

“Como la vacuna BNT162b2 (BioNTech & Pfizer) no es una vacuna de virus vivo y el ARNm no ingresa al núcleo de la célula y se degrada rápidamente, es biológica y clínicamente poco probable que represente un riesgo para el niño que amamanta”, explica la OMS.

Sobre la base de estas consideraciones, el organismo sostiene que se pudiera aplicar la vacuna a mujeres lactantes que formen parte de un grupo en riesgo, al tiempo que advierte que no recomienda suspender la lactancia materna después de la vacunación.

Facebook Comments
Compatir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.