¡Que viva Julián La Salsa! -Por Heber Reyes-

Por Heber Reyes

 

Respetar a un ser humano por su trayectoria, es cuestión de honor. ¡Que viva Julián La Salsa!

Desde muy pequeño, fui escuchando una voz anunciar y comunicar muchas cosa en nuestro pueblo de Cotuí. Una voz penetrante que me hacía prestar mucha atención a cada detalle pronunciado, una voz única, potente y clara, con una entonación inigualable y una dicción inmaculada.

Se paseaba por todos los sectores y comunidades, se escuchaba en las casas, oficinas, tiendas, ferreterías, farmacias, entidades bancarias, clubes, iglesias, colmados, etc…

Una voz inconfundible, aquella que poco a poco fue ganando autenticidad, respeto y admiración, porque esa voz iba acompañada del hombre prudente, honesto, solidario, leal, fiel, humilde, bondadoso y solidario.

El esposo, padre y amigo ejemplar, que cada día salía a ganarse el pan de la enseñanza para su familia, a la cual, les inculcó valores y principios para que hoy, sus hijos y esposa, sean personas sencillas queridos por todos.

¡La voz auténtica de Cotuí se ha ido!

Alcides Acosta (Julián La Salsa), ha fallecido en el día hoy miércoles 22 de julio de 2020, ¡dejando un legado histórico como locutor profesional de nuestro pueblo!

Más de 40 años ejerciendo de manera humilde y honesta su profesión, viviendo de este ejercicio que cada día fue penetrando en los corazones de nuestros hogares, haciendo escuchar su voz en las distintas emisoras radiales locales en las que trabajó, así como también, vender su voz publicitaria en su pequeño carro, recorriendo cada rincón de la provincia.

De Julián La Salsa es mucho lo que se puede escribir, porque su legado histórico es amplio y admirable. Por eso, estoy seguro que cuando muchas personas lean este artículo, también harán sus aportes contando alguna anécdota o historia vivida cerca del «hombre grande de la locución».

Muchos locutores y muchos de sus alumnos que pasaron por sus manos, hoy lloran su partida, porque no solo partió el profesor, sino más bien, el amigo, el líder, el guía, el mentor, el modelo, y el ejemplo a seguir, etc…

¡Descansa en paz, admirado Julián La Salsa!

¡Tu legado a quedado y vivirá por siempre!

¡Gracias por darnos tanto a cambio de tu ejemplo!

¡Los cotuisanos estamos en deuda contigo!

¡Que viva, Julián La Salsa!

Con lágrimas en mis ojos, hoy te digo: ¡Te queremos por siempre!

Dios te reciba…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *