Emiten alerta epidemiológica ante riesgo de aumento de enfermedades por inundaciones

Santo Domingo, República Dominicana.- El Ministerio de Salud Pública, recuerda que durante la temporada de lluvias, la exposición al agua de inundación contaminada puede ocasionar enfermedades como, infecciones de heridas, infección en la piel y leptospirosis.

La Dirección General de Epidemiología emitió este sábado una alerta epidemiológica por inundaciones ante el riesgo de aumento de enfermedades en las poblaciones afectadas por las lluvias.

La finalidad es, asegurar la atención de la población afectada a nivel local y la desplazada en casas de familiares y amistades; fortalecer el sistema de vigilancia de enfermedades de notificación obligatoria relacionada a estos eventos y establecer medidas de respuesta, control y prevención ante brotes de enfermedades.

La Dirección del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), informó que, de acuerdo con el boletín meteorológico del 5 de noviembre, de la Oficina Nacional de Meteorología “ONAMET, el cual establece que, para este sábado, se prevén nublados desde horas matutinas acompañados de aguaceros muy fuertes localmente, tormentas eléctricas y ráfagas de viento hacia poblados de las regiones: noreste, la llanura oriental, el litoral costero caribeño, así como, la cordillera Central y la zona fronteriza.

Estas condiciones, estarán asociadas a la humedad e inestabilidad provocada por la vaguada en todos los niveles de la troposfera y la onda tropical, las cuales, inducen una zona de baja presión al sur de la isla sobre aguas del mar Caribe. Se declara 21 provincias en alerta, de las cuales 12 tienen alerta amarilla (La Altagracia, Hato Mayor, El Seíbo, Semana, Monte Plata, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, San Cristóbal, San Pedro de Macorís, Monte Cristi, Santo Domingo y Distrito Nacional) y 9 en alerta verde (Puerto Plata, Santiago, Valverde, Santiago Rodríguez, San Juan, La Vega, Duarte, María Trinidad Sánchez y Azua).

Debido a los daños ocasionados en las últimas horas por las lluvias ocurridas por incidencia de una vaguada y una onda tropical, que provocaron crecidas de ríos, arroyos y cañadas, inundaciones urbanas, deslizamientos, resultandos en pérdidas de vidas humanas y grandes daños a edificaciones, vehículos y propiedades públicas y privadas en el Distrito Nacional y provincia de Santo Domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *