Hay un estigma y un designio maldito con los merengueros… -Por Joseph Cáceres-

Compatir en tus Redes

Por Joseph Cáceres

Hay un estigma y un designio maldito con los merengueros…

Los que se han hecho ricos, a merengazos limpios, entonces reniegan del género.

Cuando Wilfrido Vargas se hizo millonario con el merengue, compró la emisora Kiss 95, pero la dedicó a tocar música urbana, no merengue.

Juan Luis Guerra dedicó la estación Viva F.M. a la denominada “música del mundo”, pero no al merengue.
El merenguero Jossie Esteban ha llegado a tener tres emisoras de radio, una cristiana, y las demás a música urbana, y nada de merengue.

El Zar del Disco, Bienvenido Rodríguez, emergió del merengue, y en ninguna de sus tres estaciones de radio toca esa música, y ahora Bonny Cepeda, figura del merengue, fue designado viceministro de Cultura, y la primera reunión que promueve con el ministerio, es un encuentro con los artistas urbanos.

¡Qué destino más maldito y malvado el de los merengueros hasta la tambora!

Ni ellos mismos se defienden ni se quieren.

Compatir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.